LA MUERTE DEL SEO

El posicionamiento orgánico es vital para llegar a tus usuarios o clientes. El SEO es el complemento perfecto al SEM, juntos forman una sinergia perfecta, el SEO ayuda al SEM y el SEM ayuda al SEO.
Es muy frecuente que muchas empresas estén digitalizadas para tener presencia online, pero descuiden el posicionamiento SEO, jugándoselo todo a la carta de la publicidad en Buscadores.

¿Eres de los que se preocupa por el posicionamiento orgánico?

Si tú eres de los que se preocupa por el posicionamiento SEO, te contamos todo lo que NO DEBES HACER. Sólo conseguirás la muerte del SEO de tu página o al menos conseguir que entre en coma profundo.

1. Contenido duplicado:

Copia todo lo que puedas. Fusila tus páginas, para que Google vea que es lo verdaderamente importante de tu contenido o copia literalmente el contenido de otras páginas que hablen de lo mismo que tú. Nada le gusta más al usuario ni a la arañita de Google que entrar en todas las URLs y encontrar el mismo contenido.

2. Compra enlaces:

La mejor manera de subir tu posicionamiento rápidamente es comprar enlaces entrantes y si son de dudosa procedencia, mejor que mejor.

3. Contenido de poco valor:

El contenido no es importante ni para el usuario ni para Google, por eso es importante que no emplees tiempo ni esfuerzos en crear contenido original y de valor para los visitantes de tu página. Cuanto menos escribas y menos palabras clave utilices mejor.

4. Carga lenta:

A los usuarios les encanta esperar a que se carguen las páginas. Tendrán un tiempo precioso para crearse expectativas de lo que van a encontrar cuando por fin consigan entrar a nuestro sitio web.

5. No pongas etiquetas para Google:

No pongas Title, ni H1, H2 o H3… estas etiquetas indican la relevancia del contenido. Deja que Google le otorgue la relevancia que considere por sí mismo.

6. No cuides la experiencia de usuario:

La usabilidad del sitio está sobrevalorada. Aumentarás el tiempo de permanencia en página si tus usuarios tienen que buscar los contenidos que le interesan. Convierte tu web en una gymkana para el usuario.

7. Utiliza el Black hat SEO todo lo que puedas:

Google no tardará en cazarte y relegarte a las últimas posiciones de los resultados de búsqueda.

8. Protocolo Https:

No lo utilices. Jamás. La seguridad en internet no es prioritaria para Google y para qué utilizar el certificado SSL, ahórrate unos Eurillos.

9. Errores 404:

No los arregles ni los personalices. Es infalible para que un usuario abandone tu página.

10. Pídele a tu sobrino que te ayude:

y de paso que te lleve las redes sociales de tu empresa.

Cuida el posicionamiento de tu sitio web

Evidentemente NUNCA debes seguir estos consejos.
Si quieres mejorar tu Posicionamiento orgánico Mima tu página cuidando todos los detalles. Ofrece un contenido relevante y original, que atraiga a los usuarios y les haga permanecer tiempo en tu página.

No compres enlaces entrantes. Sólo conseguirás que el algoritmo Penguin te penalice. Trabaja tu contenido para que otras páginas te enlacen como contenido relevante, y si tienes algún enlace tóxico que apunta a tu página utiliza la funcionalidad Disavow de Search Console.

El contenido es el rey, un contenido de poco valor sólo ahuyentará a los usuarios produciendo que la tasa de rebote aumente y baje el tiempo de estancia en la página, además de que a la larga tengas una menor tasa de visitantes recurrentes. Ofrece contenido relevante y procura seguir la máxima de Google de escribir al menos 300 palabras para posicionar. Procura que tu manera de escribir sea natural. Repetir muchas veces la palabra clave sin sentido es poco natural y penalizará tu posicionamiento.

Procura que la carga de tu página sea rápida. Una carga lenta no sólo penalizará tu posicionamiento seo, sino que también perjudicará la experiencia de usuario. Optimiza el peso y las dimensiones de tus imágenes y evita plugins innecesarios que sólo ralentizarán la página. Aloja tu página en hostings rápidos que ayuden a tu página. Herramientas como Pagespeed insights  o GTMetrix pueden ayudarte.

Las etiquetas son fundamentales para ayudar a Google a comprender la estructura de tu página y a otorgarle la relevancia adecuada a cada contenido. Las más importantes son el Title y el H1. ¡No te olvides de ellas!
JAMÁS utilices técnicas de Black hat SEO. Utilizar técnicas como el keyword stuffing (uso excesivo de palabras clave), Cloacking (mostrar un contenido para el usuario y otro diferente para el motor de búsqueda) y otras técnicas sólo te perjudicará.

No escatimes nunca en la seguridad de tu página. El protocolo Https es la versión segura de tu URL y es recomendada por Google. El Certificado SSL hará que tus visitantes sientan que es un sitio fiable. Aumentarán el tiempo en página y probablemente la tasa de conversión.

Arregla los errores 404. Revisa todos los enlaces por si hay alguno roto y crea una página personalizada de error que sea amigable con el usuario. Ofrécele alternativas para volver a la página donde estaba de este modo no perderás al usuario.

Confía en profesionales. En Takin estamos encantados de ayudarte a digitalizar tu empresa, mejorar tu posicionamiento o gestionar tus redes sociales.
¡Pregúntanos sin compromiso!

Leave A Comment